Thursday, May 29, 2014
165

La guía de meditaciones diarias The Upper Room hizo presencia en la carrera de Indianapolis.

Más de 350 fanáticos de carreras se reunieron para el cuarto desayuno anual del ministerio de  IndyCar. Debido al ministerio de Capellanía de The Upper Room, la guía de meditaciones diarias estuvo allí presente por tercer año consecutivo. El desayumo evangelístico de alcance se llevó a cabo el sábado 24 de mayo, el día antes de la famosa carrera de autos  Indianapolis 500 en el pabellón de  Indianapolis Motor Speedway dentro del óvalo de dos millas.

A cada invitado al desayuno se le entregó un paquete de materiales incluyendo bolígrafos, folletos promocionales, una botella de agua y un ejemplar de la edición de mayo-junio de The Upper Room.
 

Jack Arute, comentarista de televisión de carreras de autos por muchos años, fue el anfitrión del programa de 90-minutos que presentó a los grandes de carreras de IndyCar, incluyendo al conductor Sebastián Saavedra, anterior conductor y dueño de auto de carrera Bryan Herta, Susie Wheldon, viuda del  fenecido Dan Wheldon, ganador de la carrera 500 del  2011 y el ganador de la carrera 500 del año pasado Tony Kanaan. Cada presentador compartió la importancia de que la comunidad de fanáticos y corredores  sea como una familia. Los presentadores también expresaron palabras de agradecimiento al capellán  Bob Hills, director ejecutivo del ministerio de IndyCar y el servicio que el ministerio ofrece a la serie de IndyCar según este viaja a través del país cada verano.

Herta lo expresó bien diciendo: “Las careras no se tratan de un reconocimiento o de trofeos. Se trata de una historia, no solo el final de la historia sino la continuación de la historia". 

El tres veces ganador del Indy 500 Johnny Rutherford, amigo del ministerio de  IndyCar por muchos años, también estaba presente para el segundo premio Lone Star J.R. El recibidor del premio este año lo fue el miembro del equipo  Wayne Selman.

 

En los minutos finales del desayuno, el anterior conductor de carreras y dueño de auto Jon Beekhuis, compartió su testimonio sobre cómo Dios cambió su vida a través de su aceptación de Jesucristo como Señor y Salvador. Jon expresó: “No hay magia en las palabras (que nos llevan a nuestra salvación) pero el poder está en el intento”. Después le pidió a los invitados al desayuno que respondieran completando las preguntas en las tarjetas.

De acuerdo con los líderes del ministerio de desayuno de IndyCar, más de 170 invitados respondieron a la invitación de  Beekhuis. De estos, 29 peersonas indicaron que  comprometieron nuevamente sus vidas a Cristo durante el desayuno, cuatro personas  indicaron que querían hablar con alguien un poco más acerca de su fe y 11 personas indicaron que les gustaría ver la posibilidad de ser parte del grupo de discusión de fe en su área.

El Reverendo Dan Gangler, director de comunicaciones de la Conferencia de Indiana de la Iglesia Metodista Unida  y miembro del comité ejecutivo del desayuno, está complacido con la asociación de Upper Room con el ministerio de  IndyCar  y le agradece  a The Upper Room por proveer las guía devocionales.


De acuerdo con las páginas de internet del ministerio: “El ministerrio de  IndyCar está dedicado a proveeer apoyo espiritual y consejería a los conductorers de la serie de IndyCar, los equipos y personal dentro y fuera de la pista. El ministerio de IndyCar comenzó cuando  la Liga de Carreras de Indy fue fundada en el  1996. Con  el emocionante crecimiento de IndyCar, la necesidad de nuestro ministerio es aun mayor. Con las crecientes presiones y demandas  sobre los conductores, los equipos, los oficiales y sus familias, el  ministerio está disponible para ayudar en muchas formas diferentes.  www.indycarministry.org

 

 

 

 


Las copias de  The Upper Room fueron provistas por el ministerio de capellanes de  The Upper Room. Haga click aquí para hacer su donativo al ministerio de capellanes y ayudar a enviar un mensaje de esperanza a través de las manos de los capellanes sirviendo toda clase de situaciones.

Atrás